jueves, 28 de mayo de 2009

EL INICIO...


La agenda de los quehaceres del año 2007, marcaba 26 de Mayo, día de trajines distintos llenos de ansiedad y locura. Uno de nuestros colegas, había cancelado su participación en una actividad en “Los Delfines” cerca de Playa Tambor así que luego de tocar hasta las tres de la tarde en el Hotel la Condesa, iniciamos el viaje que nos llevaría sin saberlo al futuro de los sueños, había que tomar el ferry de las seis y corriendo por aquí, acelerando por allá, lo alcanzamos… ¡Ah! Que travesía!. Desembarcamos en Paquera y de ahí treinta minutos más a toda máquina, había que llegar a tiempo. Carlos Roberto “Pipo” Chávez  y “Ricardito” Fonseca nos estaban esperando, listos para toca, de no ser porque el equipo estaba en nuestro automóvil.

Llegamos más que ajustados pero a las 7:50 ya estábamos listos para iniciar. Escuchamos un par de discursos de una empresa constructora comprometida con el ambiente y el desarrollo de la zona, lo que nos sonó a bla, bla, bla, como todos los discursos políticos. Luego vino la música, el vino y después de dos horas la cama.

Alrededor de las 8:30 de la mañana del día siguiente, Pipo, Ricardito, Jenny y yo, acompañados de toda una comitiva; subimos a desayunar. En el trayecto que va desde las habitaciones hasta el restaurante, encontramos a este enigmático personaje, Guillermo Hoppe, el cual nos invitó a cenar con ellos aquella noche.

Pipo y Ricardito, debían regresar temprano a San José así que únicamente Jenny y yo aceptamos la invitación; cerca del medio día Guillermo pasó por nosotros para llevarnos a conocer el lugar y sus maravillas naturales, y nos invitó a almorzar en “Bahía Ballena” no sé y no creo que ninguno de los que estábamos en la mesa sepa como vino la conversación, pero en un momento estábamos hablando acerca de la creación de una Escuela de Música en la Bahía… sin más y sin conocernos, preguntó - ¿Cuánto se necesita?.. - ¿Hecho?.. – ¡Hecho!.. Y así, sin saber cómo ni por qué, el rumbo de nuestras vidas estaba dando un giro de ciento cincuenta grados.

Cerca de las ocho de la noche, compartimos con un grupo de desconocidos, en un lugar desconocido y sin saber quien pagaría semejante cuenta, nos presentaron a un macho de ojos azules Donald Thomson y a su esposa, Terry Lee, ellos pagarían la cuenta, no solo la del restaurante sino también la de aquella alocada idea.

Por la mañana luego de aquel festejo visitamos una escuelita, en un lugar que a nuestros ojos no era más que una calle polvorienta… rodeada de unas cuantas casas, en donde el sol hervía con su furor los humildes techados.

Ahí en ese recóndito lugar, conversamos con los niños y tocamos algo para ellos; su sorpresa fue la nuestra y su alegría empezó a llenar nuestros corazones, entonces don Don, aquel rubio de ojos azules dijo, -creo que ya encontramos en donde…- un par de horas después estábamos tocando una vez más, en ese mismo pueblito pero esta vez para otro rubio de ojos azules, quien estaba vendiendo un pedazo de este paraíso llamado Pochote y que al escuchar acerca de nuestra idea, secó sus lágrimas y estrechó la mano de Don.

Teníamos entonces el lugar, pero ¿a quien?, esta es una comunidad tan pobre que quién podría pagar un centavo por clases de música y ese fue el mejor momento de nuestra historia, - a ellos – a los que no pueden pagar, a los que estén deseosos de aprender y que sueñan con ser protagonistas de su propia historia descalza. A aquellos de “fe bronceada” diría mas tarde un gran amigo y compañero, a estos desprovistos económicamente, a todos.

Un mes más tarde y no con menos peripecias que las descritas en las anteriores líneas, llegamos una vez más a Pochote, pero esta vez llegamos para quedarnos. Ahí nos recibió en el segundo piso de un lugar más bien deteriorado, un hombre con media centuria sobre sus hombros, de mirada profunda y sonrisa amable; apretó mi mano y saludó cordialmente a Jenny, Hänsel Hoppe, nos recordó, ayudándonos a subir nuestras maletas nos indicó el lugar donde pasaríamos aquella noche. Quien habría de pensar que este personaje singular tendría tanto por aportar a este sueño, pero por el momento a dormir.

Mañana maravillosa, al salir al balcón, la vista inmejorable, mostraba un mar azul profundo y un cielo despejado. Las arenas se extendían más allá de donde mis ojos alcanzaban y la brisa fresca de aquella mañana nos mostraba una vez más el paraíso.

Durante las dos primeras semanas, no tuvimos ningún éxito, el pueblo quería saber quienes éramos y que hacíamos ahí; y que queríamos a cambio de esas clases gratuitas.

Fue de Terry, la idea de empezar a trabajar en la escuela primaria colaborando con el programa de música, enseñando los himnos patrios, ayudando a mejorar los actos cívicos y en fin cualquier cosa que nos permitiera acercarnos a la comunidad.

Poco tiempo después tuvimos nuestra primera lista de alumnos, ¡todos querían tocar guitarra por supuesto!, pero una niñita morenita levantó la mano y afirmó – yo quiero tocar violín- probablemente mis ojos brillaron como nunca antes, y sin esperar dos veces al día siguiente ya se encontraba en su primera clase.

Dos meses pasaron, y nuestro haber instrumental se limitaba a un violín, el mío, un cello. el de Jenny y un piano electrónico. Aún así los niños no faltaban ninguna tarde y si debían esperar turno o no, ellos estaban ahí. Conseguimos hojas, lápices de color, rompecabezas, cartas y un sinfín de utensilios para entretenerlos; pero todavía no había instrumentos. Una noche después de que aquella primera niña, tocara las cuerdas al aire, para un grupo de extranjeros, empezó la siguiente etapa de esta locura, que para aquel momento se llamaba Escuela de Música Harmony.

Llegaron nuestros primeros instrumentos, fruto de donaciones y en especial fruto de un alto aporte económico de aquella empresa del logo gris “Harmony Development”.

El año siguió su curso, como era de esperar muchos vinieron, muchos se fueron, aquel que tocaba hoy violín mañana quería cello y viceversa. El invierno inundó las aulas, los caminos se volvieron intransitables, de orilla a orilla aquella, que en verano era polvo ahora era barro… pero los niños seguían viniendo.

Al pasar  de los días, nuestra familia aumentaba en número, contábamos con Wendi, una joven madre tenaz y audaz, quien mantenía todo en impecable orden, Hänsel, que llenaba nuestras cabezas con sus ideas llenas de ilusión y verdad, Jenny, ganaba corazones a través de su peculiar encanto, Tey, con sus ánimos de baile y su largo historial de secretaria a cuestas y yo. Para entonces Terry Lee se encargaba del manejo administrativo, el cual consistía en revisar como se hacía para cubrir todos los gastos de la institución, cuando en el mejor de los casos teníamos a lo sumo siete estudiantes con posibilidad de pagar. Un día llegó nuestro flamante nuevo encargado de seguridad, Juancito, quien en realidad trabajaba para la compañía Harmony como operario en Gipson y como quien no quiere la cosa con un montón de cursos de ingeniería informática bajo el brazo; pero debido a la necesidad de la Escuela y gracias a la influencia de Terry, fue cedido a nuestro proyecto. Al cual le faltarían dos elementos más que llegarían hasta el año 2008, Jennifer, quien se encargaría de potenciar el rendimiento académico de los niños, el cual por lo general era bastante bajo y Tita, joven egresada de  arquitectura, que trabaja intensamente en el diseño de la futura infraestructura de “nuestro” pueblo.

A salto y brincos concluyó el año, con un sin fin de actividades, todos estábamos maravillados, los niños con un gran esfuerzo y haciendo gala de su tenacidad, convirtieron aquella adversidad en una maravillosa cantata, aquel arduo calor en un delicioso recital y aquella incredulidad de los primeros días en la fe más certera. ¡Pochote es futuro!

El viernes 14 de diciembre, a las siete en punto de la noche, se encendieron las luces de nuestro flamante escenario y los niños irrumpieron el lugar mezclando el sonido de las  olas con el de sus blancas voces. Aquella fue una noche memorable para el pueblo, la gente no cabía en su admiración y nosotros sentíamos que el esfuerzo nos tendía sus frutos.

Vestidos de dignidad y en sus mejores galas, dio inicio el recital del sábado 15, en el cual niños y jóvenes mostraban lo aprendido durante aquellos meses de deleite. Los aplausos no se hicieron esperar y nuestra abarrotada sala, se llenaba una vez más de algarabía.

No fue menor la algarabía que mostraron aquellos infantiles rostros durante la fiesta de final de año, el primero de todos los que vengan, el primero de un sueño eterno…

JORGE SILIEZAR RUIZ

 

jueves, 21 de mayo de 2009

SIN PALABRAS...

LLEGAN LOS PRIMEROS INSTRUMENTOS


El martes 20 de mayo, va a ser una fecha para celebrar, el primer envío de instrumentos por parte del SINEM, arribó a Pochote. Esta es la primera de las tres entregas programadas para este año 2009. Un camión cargado de “ilusiones” abrió sus puertas, para dejar salir gran cantidad de cajas, las cuales contenían violines, chelos, contrabajos, instrumentos de viento y de percusión asi como una gran cantidad de mobiliario para oficina. La expectativa de los niños se fue despejando y al abrir aquellas cajas, sus sonrisas fueron el premio al fruto del esfuerzo de la alianza SINEM-HARMONY .

Muchos de nuestros pequeños, ya podrán contar con su  instrumento, de uso personal, para seguir creciendo, para seguir aprendiendo, para seguir soñando, a través de la Música.

En una fecha próxima, en la segunda entrega de instrumentos, se realizará la apertura oficial del “programa”, con la presencia del Dr. Oscar Arias Sánchez, presidente de la República, la Sra. Ministra de Cultura y Don Ricardo Vargas, director general del SINEM.

Esta aventura, que inició ya hace dos años, y que poco a poco, y gracias al aporte de Harmony Developments y en especial a  Terry Lee y  Don Thomson, junto a un “equipo de soñadores”, ha ido creciendo…no hace tanto tiempo daba sus primeros pasos, con la ayuda de, apenas con un violín y un violonchelo, instrumentos personales de nuestros profesores Jorge y Jenny, uno a uno fueron llegando…otro violin …un chelo…un teclado…asi empezamos a caminar. Hoy , y gracias a este aporte por parte del SINEM, nuestros primeros instrumentos, emprenderán un viaje, que los llevará a manos de otras niñas y niños…esta vez en Africa, a un pequeño poblado de la República de Tanzania, llamado : KITONGA. Allá desde hace algún tiempo funciona una escuela, auspiciada por la Fundación Heart to Heart Africa.

Esperamos en un tiempo muy cercano, que al igual que estos instrumentos, algunos de nuestros estudiantes puedan emprender este viaje y conocer personalmente a sus nuevos “RAFIKI” (amigos en lengua kswahili) a compartir sus vivencias, pero sobre todo la MUSICA interna de sus corazones. ESTO ES SIMBIOSIS SOCIAL.

martes, 19 de mayo de 2009

CLUB ROTARIO DONA COMPUTADORAS




El primer paso a seguir fue la conexión a Internet, la señal inalámbrica que nos conectara con la “red” , es HOY una realidad , gracias a la colaboracion del ICE,en las instalaciones de la "ESCUELA".
Como parte del programa de transferencia tecnológica, que promueve Harmony Developments en la comunidad de Pochote, hemos recibido la donación de 8 computadoras por parte del Sr. Walt “Cosmo” Schaefer  y del Club Rotario . 
Estos equipos contribuirán al enriquecimiento técnico y cultural de la población de Pochote y sus Comunidades vecinas, esto permitirá la apertura de un Café Internet, "La Flor del Pochote", en nuestras instalaciones , de acceso subvencionado para nuestros estudiantes y abierto al público en general. Los servicios de fotocopiado e impresión, también serán parte de este nuevo servicio, así como el servicio de llamadas al exterior por medio de la red de internet.
La educación en línea ya esta al alcance de nuestras niñas y niños, y esta ventana al mundo se abre para fortalecer los procesos de instrucción y comunicación de nuestros estudiantes . 
La solidaridad de nuestro amigo “COSMO”, junto al CLUB ROTARIO y al programa de SIMBIOSIS SOCIAL, propuesto por “DON” y respaldado por el “equipo” de HARMONY DEVELOPMENTS, han hecho posible este sueño.
A "NAVEGAR" MUCHACHOS.

domingo, 17 de mayo de 2009

Músicos de la Filarmónica de Berlín quieren seguir apoyando a la Escuela de Música Harmony-Sinem


MELVIN MOLINA | mmolina@nacion.com
Wolfgang Duenschede, flautista de la Orquesta Filarmónica de Berlín, aseguró ayer que él y todos sus demás compañeros, desean ser parte del esfuerzo llamado Orquesta Juvenil Centroamericana, por lo que planean volver año con año para apoyarlo. Duenschede está impresionado de los resultados que se lograron luego del primer esfuerzo en el 2008, por lo que pretende seguir apoyando el proyecto del Ministerio de Cultura.gualmente emocionado se mostró Gabor Tarkoevi, trompetista de la Filarmónica de Berlín. Él, luego de tres horas de ver lo que está sucediendo en el país con la orquesta centroamericana, aseguró estar realmente “sorprendido y entusiasmado”. Para el trompetista es gratificante ver como cientos de muchachos lucen rostros de satisfacción por compartir la experiencia de tocar junto a ellos. Por su parte, Wolfgang Duenschede aseguró que le sorprendió el avance que ha mostrado el Sistema Nacional de Educación Musical (Sinem) que, a pesar de ser una iniciativa estatal, ha salido adelante. Frutos. Durante esta segunda visita que realiza al país, el flautista insistió en que el esfuerzo que tanto los músicos europeos como la Orquesta Juvenil Centroamericana están realizando da frutos. Muestra de ello es que en el 2008 la orquesta la integraron 95 jóvenes y este año el número aumentó a 133. “Vemos la semilla de nuestro trabajo crecer. Además, el Sinem abrió más escuelas. Veo éxito porque vemos jóvenes y esa es la chispa que se necesita”, agregó Wolfgang Deunschede. Para los músicos europeos es difícil medir cuánto influirá su trabajo en estos jóvenes, porque sabe que entre ellos hay diferentes niveles de experiencia y técnica. Pero lo que les importa es que ven a los muchachos de la orquesta como una pirámide, donde unos están en la punta y otros en la base; sin embargo, lo destacable es que todos juntos forman una obra perfecta. Como parte del esfuerzo por inspirar a los jóvenes, los músicos tocarán junto a ellos en los conciertos del fin de semana. Esa experiencia, según Tarkoevi, será muy especial, porque los jóvenes no son profesionales, pero hacen su trabajo con una gran entrega y por eso el sábado tocarán como músicos profesionales.

la importancia del aprendizaje musical


http://colombiamedica.univalle.edu.co/VOL32NO4/musica.htm

jueves, 14 de mayo de 2009

MANGLE...MAR...Y VIOLONCHELOS












“Hay seres que nos dejan profundas enseñanzas: siendo ellos mismos los que dispensan su sabiduría. He tenido la suerte de encontrarlos en mi camino. Esas personas me sumergen en lo cotidiano, confirmándome habitante de un lugar y un tiempo específicos... “

 

Como muchos,  Don Trino llego a Pochote……hace 54 años y el pueblo ya existía, no como lo conocemos hoy, unas cuantas casas, unas cuantas familias, el mar, el estero y el manglar;  este conjunto   los hechizo…….

Los grandes latifundios conformaban la estructura geográfica del área. Pescadores, sabaneros y pequeños agricultores, la fuerza de trabajo.

La escuela  se inicio en un galerón, allí se impartían clases, casi al aire libre. Para los escasos niños, que después de participar en las labores del campo, la pesca o las labores del  hogar, tomaban su lápiz y cuaderno y con una  sonrisa en sus ojos tomaban el camino hacia la escuela…….

Un día la “lancha” empezó a atracar, allá en el estero, en Puerto Pochote en donde todavía hoy encontramos las antiguas bases que alguna vez soportaron aquella, hoy vieja, estructura.

Se convirtieron esos días en “días de mercado”, muchos  venían, otros se iban y la compra o “el trueque” se veían  por doquier,  las carretas, las mulas y los costales transformaban el pacifico ambiente del estero……..y de Pochote.

Para los niños un día de fiesta….soñando con algún día poder viajar en aquellos “barcos” a sitios mágicos, a vivir aventuras que remontan a mundos de piratas y tesoros y desvalidas princesas que rescatar………………..

Al observar  como se acercaba la lancha, aquella mancha  sobre la cubierta, empezaba definirse en las diferentes formas que  componían  aquella  sinfonía multicolor, la que se deslizaba sobre las mansas  aguas del estero emitiendo un ruido atronador  .

Al caminar por las calles de Pochote, llaman la atención las caras de los niños, cargadas de esperanzas, de un futuro mejor;

Niños mujeres y hombres, costales, cajas de madera, gallinas, cerdos y perros, así como algunas aves de corral, daban forma a aquella imagen que ahora tomaba sentido……….. ¡LLEGO LA LANCHA!

Y….con este suceso comenzó a cambiar la vida en Pochote.

La calle de acceso al embarcadero sirvió inicialmente para establecer el diseño urbano, básico de esta comunidad. Dos hileras de viviendas empezaron a aparecer a ambos lados de la calle, en su mayoría, construidas en madera y techos de palma.  Caracterizan en sus fachadas la actividad de sus moradores. Sin el latente peligro de un automóvil, los niños juegan en las calles como una extensión del jardín de sus casas,  de allí al potrero y de allí “al Manglar”, al estero y al mar.

Los pobladores de Pochote no provien de un mismo lugar, Puntarenas, Alajuela, San José……., pero hoy día pertenecen a Pochote, este es su hogar,  y como Don Trino………están hechos de Mangle y Mar.

Pochote es un pequeño pueblo enclavado en el sector norte de Bahía Ballena. Lo que lo diferencia de otros asentamientos costeros del país, es que Pochote se encuentra prácticamente sobre el agua. Es el hogar de pescadores ,de trabajadores agrícolas y turisticos. Es un sitio ideal, dadas las condiciones naturales que presenta: un rico Manglar, un estero de una belleza increíble, una riquísima biodiversidad, una playa compuesta de grises y suaves arenas  y  de aguas transparentes. El océano forma un estuario que cambia radicalmente la flora y la fauna local. En algunos sectores se convierte en un humedal, sirviendo como laboratorio natural para la restauración de varias especies silvestres de aves, peces, moluscos y flora.

Es el punto de partida de botes de pesca, pesca deportiva o simples paseos en lancha, que irrumpen dentro de  ese espejo de tonos esmeraldas que forman el conjunto del Estero y el Manglar.

No cuenta con una infraestructura turística adecuada, pero sin duda, es un destino obligatorio, para saborear la cocina local, fundamentalmente los mariscos. Disfrutar de las tranquilas aguas de la bahía, en donde si la suerte lo acompaña, en cierta época del año, podría sorprenderse con el espectáculo que brindan las ballenas, que en su búsqueda de aguas mas tibias visitan esta mágica bahía. Las  tortugas realizan su llegada año a año desde tiempos inmemoriales, entre los meses de octubre a noviembre, para depositar su semilla de vida en las cálidas arenas que servirán de vientre al futuro de su especie.

Por su posición en la bahía, es un sitio privilegiado para observar los atardeceres, que acompañados por una orquesta de grillos y chicharras, tiñen de plata las mansas aguas que acarician las grises arenas de su playa.

Pero como no hablar de su gente, humildes trabajadores, que día a día retoman sus quehaceres en busca del sustento diario para sus familias. Para narrar la real historia de Pochote debemos  descubrir la “fe bronceada” de sus habitantes, recuerdos ancestrales de niñeces perdidas en los caminos del tiempo.

un niño cabalgando sobre su bicicleta, haciendo malabares para mantener el equilibrio, pues bajo un brazo carga una tabla de surf y sobre la espalda………su violonchelo.

 Coloridas viviendas caracterizan la arquitectura de Pochote, llenas de recuerdos que evocan  al mar, fiel compañero en este largo navegar de este pueblo luchador, que aun en condiciones extremas, intenta sobrevivir con dignidad. El pueblo de Pochote, no solo es números y estadísticas, es un conjunto, de vivencias, de historias, de sueños e ilusiones y de un mañana incierto.

 Al caminar por las calles de Pochote, llaman la atención las caras de los niños, cargadas de esperanzas, de un futuro mejor; pero hoy, agradecidos con lo que la madre naturaleza les a regalado: un  pedacito de Paraíso.

“La vida no está a la espera del color verde en los semáforos de la contaminación. Se siente más intensamente su vibración en la orilla de Playa Pochote, seduciendo, vulnerando, anclando su bienvenida con todo el misterio y la magia que embargan naturaleza, gente y música.”

En Pochote, aparte de sus atractivos naturales y ecológicos, destaca así mismo la actividad cultural, en este momento liderada por un Escuela de Música, parte del Proyecto Integral Harmony, a la cual la población de Pochote tiene acceso ilimitado, y la organización de la misma trabaja intensamente en la conformación de la primera Orquesta de Cámara de la Península de Nicoya.

Hoy día, es  usual en este atípico pueblo, toparse con un niño cabalgando sobre su bicicleta, haciendo malabares para mantener el equilibrio, pues  bajo un brazo carga una tabla de surf y sobre su espalda………su violonchelo.

 

CIM POCHOTE 2009

video
Esta fue la mejor forma de empezar un año, el 2009. Llenos de música, de jóvenes talentos pero ante todo de lazos de camaraderia y amistad. Para nuestras chicas y chicos este encuentro fue muy importante a nivel de su crecimiento musical y humano. La energía que fluyó en Pochote ese mes de enero será inolvidable para todos los que de una u otra forma hicieron posible este primer campamento de musica CIM POCHOTE 2009. 
Debemos de destacar el trabajo arduo de nuestra querida chelista, Jenny Chevez, directora general del campamento y profesora de la escuela, que con su inagotable energía y su contagiosa sonrisa dio vida a este proyecto..."Jennita" ...  gracias por compartir tu sueño...gracias por ser parte de esta famila que se llama HARMONY!!!

miércoles, 13 de mayo de 2009

DESPACHO DE APOYO SOCIAL E IMAS ENTREGAN AYUDA

“ENTRE MÁS JÓVENES PUEDAN CONOCER EL ARTE, ÉSTE SERÁ UN PAÍS MÁS JUSTO Y MÁS SOLIDARIO”

Despacho de Apoyo Social e IMAS entregan ayuda para comunidad de Pochote

Más de 120 niños y niñas beneficiados con kits escolares y violines

Playa Pochote, Puntarenas. 11 de noviembre del 2008. El pasado sábado 8, entre niños y niñas ilusionados por un mejor futuro, el Presidente de la República, Oscar Arias Sánchez entregó instrumentos musicales y artículos deportivos para que desarrollen mejor sus habilidades. Se trata de la visita realizada por el mandatario de la República, a la comunidad de Pochote en Puntarenas, en esta oportunidad autoridades de gobierno representadas por el IMAS y el Despacho de Apoyo Social entregaron entre otras cosas 120 kits escolares para la escuela pública, 2 violines para los niños del Conservatorio Harmony, un equipo deportivo completo para la liga de fútbol que desarrolla el conservatorio y un equipo completo de electrodomésticos para la Escuela de la zona (refrigeradora, cocina, lavadora, lámpara, plantilla).

“Entre más niños y niñas puedan inclinar suavemente su cabeza sobre un violín; entre más adultos puedan estremecerse ante la vista de sus hijos integrando una orquesta; entre más jóvenes puedan comprender la disciplina que encierra el arte, pero también su milagro, éste será un país más justo, más solidario y más lleno de esperanza para todos” afirmó el Presidente. El conservatorio Harmony es un proyecto que nació hace un año en la comunidad, su objetivo principal es desarrollar en los niños, niñas y jóvenes destrezas en el arte, la música y el deporte y así proyectar mejor al pueblo. La idea es hacer un balance entre inversión extranjera, desarrollo social y medio ambiente, es por este motivo que el gobierno de la República decidió unirse a este esfuerzo y apoyar esta iniciativa que mejora las condiciones de vida de los habitantes y educa a los jóvenes de una manera muy provechosa.

“Eso es lo que ustedes han logrado con esta escuela. Han hecho nacer la flor del pochote en los corazones de estos niños y jóvenes. Han traído belleza, alegría, vida y entusiasmo a una comunidad que es hoy muy distinta de lo que era hace apenas unos años. Han visto más allá de las circunstancias, más allá de los obstáculos. Esa es la diferencia entre las personas comunes y los soñadores: unos ven el mundo como es, otros lo ven como puede llegar a ser. Y ¿quién no puede soñar con el arte?”, aseguró Arias. El conservatorio cuenta hasta el momento, con una orquesta de cuerdas, específicamente violines, clases de artes plásticas, una escuela de fútbol, 3 grupos de inglés, y clases de música con otros instrumentos como el chelo.

Asimismo, todos los niños de la comunidad tienen acceso a esta clase de estudio, que pretende forjar un mejor mañana y brindar a una pequeña comunidad un legado muy grande como es el desarrollo social. “Hemos querido venir a entregarles una pequeña colaboración. Es poco, en comparación con lo que ustedes le han dado a esta comunidad. Espero que este proyecto siga creciendo y multiplicándose”, agregó el mandatario.

VISITA DEL DR.OSCAR ARIAS S. PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

No tengo palabras para describir cuán conmovido me sentí cuando supe de la existencia de un Conservatorio en Playa Pochote, Puntarenas. La idea de niños, niñas y jóvenes recorriendo caminos en mal estado, a pie o en bote, en bicicleta o a caballo, a través de manglares yy parajes inhóspitos, para acudir a una escuela a aprender a tocar un instrumento musical, a practicar un deporte, o a pintar un cuadro, me llenó de fe en el espíritu humano. A veces la flor más hermosa, es la que crece en la parte más alejada y espinosa del bosque.

Es curioso que esta escuela se ubique precisamente en Playa Pochote. Este es un árbol que siempre me ha llamado la atención, por su corteza agresiva. Uno pensaría que el pochote rechaza todo a su alrededor, y no quiere nada vivo subiendo entre sus ramas. Las espinas que vemos en su tronco, me hacen pensar en el tipo de vida que algunos de esos niños y jóvenes han debido enfrentar. Una vida en que la pobreza, la falta de oportunidades o la frustración, pueden hacer brotar en cada uno de sus corazones, gruesas espinas. Espinas que en primera instancia, pueden impulsarlos a rechazar a los demás, a construir un mundo aparte cargado de dolor y resentimiento, como los pochotes que se yerguen uno al lado del otro, sin nunca llegar a tocarse.

Pero si alzamos la mirada, si vemos más allá del tronco del pochote, veremos que en sus ramas anidan pájaros y ardillas, veremos su flor llena de belleza en el verano, y el viento que se mece sobre sus ramas. Sabremos que la vida es posible a pesar de las espinas, y que sólo hay que escalar un poco más alto, llegar un poco más lejos, para encontrar una realidad mejor.

Eso es lo que han logrado los profesores de ese Conservatorio. Han hecho nacer la flor del pochote en los corazones de esos niños y jóvenes. Han traído belleza, alegría, vida y entusiasmo a una comunidad que es hoy muy distinta de lo que era hace apenas unos años.

Han visto más allá de las circunstancias, más allá de los obstáculos. Esa es la diferencia entre las personas comunes y los soñadores: unos ven el mundo como es, otros lo ven como puede llegar a ser. Y ¿quién no puede soñar con el arte?

Aún desde el estero que desde esa playa alcanza el Océano Pacífico, puede uno imaginarse los contornos del río Danubio que nos describe Strauss en su vals. Aún en las lagunas que se forman que se forman cuando naja la marea, puede uno evocar El Lago de los Cisnes de Tchaikovski. Aún en las flores exóticas de la playa, y en el verde intenso del verano tropical, puede uno imaginar las notas de la Primavera de Vivaldi. Quien conoce el arte vive en todas las edades y en todos los espacios, en todas las culturas y en todos los movimientos, en todos los estratos sociales y en todos los círculos humanos. Quien conoce el arte no tiene más  límite que su imaginación, y sus flores crecen aún cuando hay espinas, aún cuando hay obstáculos, aún cuando hay dificultades.

Entre más niños y niñas puedan inclinar suavemente su cabeza sobre un violín; entre más adultos puedan estremecerse ante la vista de sus hijos integrando una orquesta; entre más jóvenes puedan comprender la disciplina que encierra el arte, pero también su milagro, éste será un país más justo, más solidario y más lleno de esperanza para todos.

Dr. Oscar Arias Sánchez

Presidente de la República

PRESENTACION

video

martes, 12 de mayo de 2009

ENSEÑANZA DEL IDIOMA INGLÉS

Gracias a la colaboración de Cuerpo de Paz y especialmente de la profesora Christine O'neill, el programa de instrucción del idioma Inglés, ha iniciado con gran éxito , alreddedor de 30 estudiantes ya disfrutan de este beneficio, una herramienta más que contribuirá a alcanzar sus metas y sueños. La dedicación de la "profe" ha sido de reconocimiento por parte de sus estudiantes. Este ha sido un logro, producto del esfuerzo y los deseos de superación de cada uno de los estudiantes, que a lo largo de un año nos han demostrado , con su asistencia, que TODO ESFUERZO VALE LA PENA.

AMBIENTE Y SOLIDARIDAD



"Con los elementos que se tienen se puede afirmar que se quiere una realidad en la cual los habitantes, tengan todas las oportunidades para que logren niveles mayores de bienestar: empleo, ingresos, educación, salud, seguridad social y cultura."


El compromiso de una comunidad con el medio ambiente es el ejemplo a seguir, ésta si es una forma de dejar "huellas en la arena", así las futuras generaciones continuarán con el compromiso de "cuidar a este planeta".


AMBIENTE Y CULTURA



Bandera Azul

Establecimos un compromiso activo con el Programa Bandera Azul de Playa Pochote, a través de Campañas de Limpieza y Divulgación . Este es el caso de la presentación del Titiritero “Fidelius el Viajero (Fidel Román) con una obra de corte ecológico y social.

COMPROMISO PRESIDENCIAL



La visita de don Oscar Arias Sánchez a la comunidad de Pochote y al Conservatorio Harmony, en el mes de noviembre pasado fortalece  los planes y proyectos que Harmony Developments ha venido   desarrollando a lo largo del año 2008.

El sueño de un futuro mejor para las y los pobladores de esta pequeña  Comunidad costera de la península de Nicoya es cada vez  más una realidad. Frente a nosotros tenemos un gran reto, hacer de Pochote un Modelo de Desarrollo Sostenible.

Instituciones como el BANHVI, la Municipalidad de Paquera, MINAET y el IMAS,ya suman esfuerzos junto a la Asociación de Desarrollo local y Harmony Developments para enseñarle al mundo que es realmente posible el desarrollo en Armonía.

lunes, 11 de mayo de 2009

EL AULA DE JENNIFER







El año 2008 marcó el inicio del "Programa de Tutorias", el nace por una iniciativa de la Sra. Terry Lee Thomson, con el fin de apoyar a las niñas y niños de la Escuela Pública de Pochote, que por diversas razones han bajado su rendimiento académico. La Lic. Jennifer Cerdas, es la profesional encargada del programa, ella, con su gran calidad humana a sabido ganarse el corazón de los niños.

Hoy , podemos ver los primeros resultados, esto es muy satisfactorio y nos da energía para continuar. El "Aula de Jennifer" , ya es una realidad y nuesttros niños ya cuentan con un espacio de estudio y material didáctico , que brinda los medios para reforzar las áreas de estudio, en las cuales los estudiantes muestran algunas deficiencias.

Mil gracias JENNIFER, tu aporte ha sido y va a ser invaluable. Las sonrisas de estos niños y niñas son el motivo de nuestro quehacer diario.

ALEX PIEDRA...LE CANTO A POCHOTE

Que noche !!!
 Alex Piedra,cantautor costarricense, pero ante todo un ser humano sensible, compartió durante todo un fin de semana con las chicas y chicos de la Escuela de Música Harmony, su arte musical, una noche llena de canciones y melodías, de mensajes y anécdotas, llenaron nuestro pequeño teatro junto al mar de este Pochote que empieza cada día a vibrar  más y más al ritmo de la cultura y la pasión por la música.
Junto a Raúl Ibarra, profesor de  la Escuela, en las disciplinas del piano y la guitarra y la estudiante Jimena Maroto, violinista, llenaron de emocion y algunas lagrimas los ojos de las personas que tuvieron la dicha de escucharlos. Alex, es una muestra de  solidaridad y conciencia socio-ambiental, con sus letras caló hondo en los corazones , que se abrieron esa noche de estrellas, mar y música junto al Manglar. Una clase Magistral, un concierto de Sorpresas , así "ALEX PIEDRA LE CANTO A POCHOTE"



MEDIEVAL ...EN CONCIERTO


"Les escribo nada mas para darles gracias por la oportunidad de haber tocado este fin de semana pasado alla en Pochote.
De verdad que es un gusto participar de proyectos asi de interesantes y creativos, con tantas metas y apoyado por gente tan excelente como uds.

Quiero que sepan que estamos muy contentos de haber participado, y definitivamente estamos con ganas de volver"
Esteban Cairos, Medieval
Que satisfactorio es encontrar solidaridad de gente joven, de musicos, de futuros profesionales en diferentes campos, pero sobre todo, su identificación con este "sueño", que día a día toma fuerza, que YA es una REALIDAD, en este pequeño paraíso que es POCHOTE.
Los dos conciertos que el grupo MEDIEVAL (Música Celta) nos regaló estuvieron cargados de buenas vibraciones, estos muchachos lograron la química y pusieron a soñar a toda la audiencia, la cual a traves de palmas y bailes demostró su identificación con estos jovenes musicos, que con sus interpretaciones nos transportaron a otros tiempos , a       lugares lejanos a sueños realizables. Gracias Medieval por su aporte, gracias por identificarse gracias por compartir este sueño que se llama Pochote.
Debemos de agradecer especialmente a Don Rolando Badilla ,gerente de Los Delfines Golf & Country Club, por su desinteresado aporte, estas muestras de solidaridad y apoyo son garantía de ue vamos por buen camino...mil gracias "Rolo".

MANUEL OBREGON...UN RIO DE MUSICA QUE LLEGO AL MAR

UN RIO INFINITO QUE LLEGO AL MAR…

Habíamos escuchado su música, habíamos oído hablar de sus planes y proyectos, de sus realidades, pero no habíamos tenido la dicha de tenerlo con nosotros  acá en Pochote, a compartir sus vivencias y su basta experiencia en este que hacer cotidiano de este músico e investigador, de este soñador, de este ser humano comprometido con su entorno.

De él brota la armonía, lo pudimos comprobar al conocer a su familia, Jimena y Amanda, las gemelas de ojos chispeantes y Nango, su esposa y compañera en este andar. Manuel Obregón, puso no un grano de arena, puso su corazón en la presentación que realizó, en el evento de inauguración del CIM Pochote 2009. Las sillas no fueron suficientes y nuestro teatro al aire libre, bañado por  la luz de la luna, se abarrotó como nunca, con su música nos llevó a través de un viaje de sensaciones y sentimientos. El público compuesto por niños y niñas, adolescentes y adultos, ticos y extranjeros, se mantuvo, durante la hora y quince minutos que duro su presentación, totalmente absorto.

Poco a poco fue invitando a jóvenes músicos para compartir el escenario: Josué ,  violín, Conga, percusión, José Daniel, contrabajo y especialmente  a Don Carlos el guitarrista de Paquera.

Esa noche fue un augurio de los éxitos que se iban a cosechar durante este Campamento Internacional de Música Pochote 2009.

Gracias Manuel…..este Rio Infinito tuyo, llegó al mar de corazones de quienes tuvimos la dicha de recorrerlo contigo esa noche del 11 de enero en Playa Pochote.

Dedicacion, constancia y esfuerzo, asi  podemos definir la actitud de nuestras niñas y niños que despues de año y medio logran extraer las mas bellas melodias de aquellos instrumentos, que hasta hace muy poco tiempo permanecian en silencio en esta Peninsula de Nicoya. Hoy las notas viajan , como lo hicieron a Nicoya , en donde se presentaron ante musicos de la Filarmonica de Berlin.
en primer plano la estudiante Leslie Bermudez,chelista , junto a su profesora, la tambien chelista Jenny Chevez, quien ha sabido guiarlos a travez de este maravilloso mundo de la musica.